¿Qué es la logopedia?

La logopedia es una profesión sanitaria, cuyo campo de actuación es la prevención, detección, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación, del lenguaje, del habla, de la voz y de la audición tanto en adultos como en niños.

Su campo de actuación es muy amplio pues abarca desde la atención temprana en la población infantil, hasta la intervención en la edad adolescente, adulta y en la tercera edad.

Los profesionales logopedas pueden intervenir en todas las etapas de la vida en las que se presenten alteraciones de la comunicación y del lenguaje desde distintos ámbitos, tanto públicos como privados:

  • Ámbito Sanitario.
  • Ámbito socio-asistencial.
  • Ámbito educativo.
  • Otros ámbitos.

¿Qué patologías trata el logopeda?

  • Área del habla: discurso de la producción de sonido, articulación, apraxia del habla, disartria, resonancia, trastornos de la fluidez del habla (hiperfluidez, tartamudeo, etc.) comunicación prelingüística (por ejemplo, de atención conjunta, intencionalidad, la señalización de comunicación), la comunicación paralingüística, etc.
  • Área de la voz: la fonación de calidad, campo vocal, volumen, respiración, trastornos de la resonancia, disfonías, afonías, etc.
  • Área del lenguaje (comprensión y expresión): fonética, fonología, morfo- sintaxis, semántica, la pragmática (uso del lenguaje, aspectos sociales de la comunicación), retraso del lenguaje, Trastorno Específico del Lenguaje, deficiencias, Autismo, trastornos en los que se ve alterado o retrasado el aprendizaje de la lectura y la escritura: dislexias, digrafías, discalculias, disortografías. Los trastornos del lenguaje secundarios a lesión cerebral: afasias, etc.
  • Área de la cognición: atención, memoria, concentración, la secuenciación, la resolución de problemas y las capacidades ejecutivas. También se incluyen los trastornos asociados a procesos degenerativos: Deterioro de la comunicación por envejecimiento, trastornos neurodegenerativos infecciosos y demencias, etc.
  • Área de la alimentación: masticación, deglución, succión, fase oral, fase faríngea, fase esofágica, miología orofacial por vía oro-motora, etc.
  • Área de la audición: dificultades de lenguaje, habla y voz debidas a pérdidas auditivas de transmisión, neurosensoriales y mixtas, hipoacusias, presbiacusia, síndromes diversos, etc.