ADULTOS

La disfonía se percibe como una voz ronca. Quien lo sufre puede notar sensación de cuerpo extraño en la garganta, que se queda sin voz, que no puede hablar durante cierto tiempo seguido, etc.

La causa más común de la Disfonía es un mal uso y abuso vocal. Son personas que usan mucho la voz en su vida diaria, suelen hablar mucho en el trabajo. Por ello, es muy común encontrar esta alteración en maestros y profesores, locutores de radio, comerciales y vendedores… para quienes la voz es un instrumento profesional básico e indispensable.

Muchas veces, además de hablar durante largos periodos de tiempo, emplean una mala técnica vocal; es decir, usan mucho la voz y la usan mal. Debido a las exigencias laborales y personales o familiares, una vez que la disfonía aparece, se suele ejercer fuerza en un intento de compensación, para que la voz suene mejor y poder cumplir con las obligaciones de cada día. Por desgracia, este hecho, no hace nada más que empeorar el cuadro clínico, instaurándose un patrón fonatorio anómalo que a la larga puede favorecer la aparición de “lesiones secundarias”, generalmente nódulos y pólipos.

En estos casos, resulta imprescindible acudir al otorrino-laringólogo, quien realizará una exploración a fin de conocer si existe alguna lesión en la laringe; y al logopeda experto en patología de la voz para llevar a cabo un tratamiento que permita prevenir o eliminar lesionesy establecer un patrón vocal adecuado que prevenga recidivas.